La pirámide de los que ayudan… La Miranda School

La pirámide de los que ayudan… La Miranda School

Desde Barcelona

a Vigo

Dice mi mujer que solo hace falta que la gente buena mire para otro lado para que la mala gane. Y es muy cierto, estamos demasiado acostumbrados a mirar para otro lado, el qué dirán, el políticamente correcto, el hacerlo por twitter porque te sientes más protegido, el “no se lo voy a decir a la cara” que me meto en un lío… y mil formas más de excusarnos para no hacer lo que debemos. 

Ese sería el nivel uno de las personas que dicen hacer algo por los demás, la base de la pirámide, pero en realidad no lo hacen… se excusan en mil ideas preconcebidas para no actuar.

black and white printed textile

El segundo nivel pertenece al grupo de personas que quiere hacer algo pero espera que sean los demás los que tiran del carro y luego ose animan, se unen, se solidarizan… es el que pone un poco de dinero cuando hay una desgracia y cualquier empresa, institución o particular crea un sistema de “crowdfunding” para poder recolectar algo de ayuda.

Son buena gente, pero o les falta interés para arrancar, o recursos, o tiempo, o incluso energía para montar algo de cierto calibre (no es fácil… en muchas ocasiones implica pelearse con lamine o generar un conflicto).

two hands

Y luego están los menos numerosos de todos, la punta del iceberg, la cima de la pirámide. Los que no esperan a ser llamados o los que crean tal impulso que generan por si solos un movimiento de ayuda.

Yo lo he visto. Ese movimiento… en movimiento, valga la redundancia. Diego Campos, del Colegio La Miranda de Barcelona, generó ese propio movimiento, sin que nadie se lo pidiese. Y me juego algo que ha tenido que “pelearse” con alguna persona (en el buen sentido de la palabra) para conseguir todo lo que nos ha dado. Muchas personas aducen que es muy fácil dar cuando se tiene… no estoy de acuerdo.

person holding eyeglasses

Todos tenemos cierto margen para dar algo… aunque solo sea un simple plato de comida a quien lo necesita, pasando por ropa, dinero o ayuda… sin esperar nada a cambio. Sin embargo, no son muchos los que lo hacen, y todavía menos los que generan el inicio del movimiento.

Es como un vehículo que se encuentra parado… ayuda a moverlo tiene su mérito, pero empujarlo desde el inicio, desde la posición deparada, es tremendamente más complicado. Y eso es lo que ha hecho La Miranda, desde esa posición ha generado un movimiento que nos ayuda a nosotros a accede ra tecnología que, de otro modo, sería tremendamente complicado. Cuando te envían sin coste alguno  20 iPads para utilizar por las personas que no tienen recursos económicos en el centro… eso es impagable.

No se puede decir de otro modo.

Así que es cierto… la gente quiere ayudar y la gente incluso está disponía a generar el movimiento desde cero para ayudar.

¿Qué más se puede pedir?

Manel Rives
Manel Rives
Docente que trabaja con diferentes tecnologías, e intenta ayudar al alumnado a potenciar su creatividad y a realizar sus proyectos mediante tecnologías audiovisuales con nuevos dispositivos. Actualmente com oasesor de nuevas tecnologías y formación del profesorado en el Centro Autonómico de formación e Innovación de la Consellería de Educación

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.