Un simple cubo de gratitud

Un simple cubo de gratitud

Una simple entrada para recordarnos que muchas veces no nos acordamos de dar las gracias… siempre las pedimos pero pocas veces las damos. Y esperamos que siempre sea “otro” el que se acuerde de ser generoso con nosotros…

Si quizás empezamos de pequeños a darnos cuenta de lo agradecido que tenemos que estar por lo que tenemos, quizás, al ser adultos, nos daríamos cuenta de que hay muchas menos cosas por las que quejarnos y más por la que estar agradecido.

Es un simple ejercicio de  reflexión, de autoconciencia y de psicología positiva.

Y hoy un simple cubo de gratitud para fabricar en el aula y para trabajar con los pequeños. Así que cie sencillo se empieza.

cubo de gratitud

Yo estoy muy agradecido por la vida que puedo llevar, empezando por esta increíble familia que tengo, dos niños y una pareja espectacular. Un trabajo envidiable con unos tigres y gallifantes con familias que me dan un apoyo increíble.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.