Porqué las artes nos mejoran como personas 

Si le preguntas a un músico porqué debe haber música en el aula, evidentemente te dirá que porque la música le apasiona y cree que debe enseñarse. Es la misma respuesta que recibirás de un matemático, de un físico o de un filólogo.

Quizás no es la pregunta adecuada, quizás deberíamos hacerlo de otra manera. Quizás deberíamos preguntarnos porqué los elementos artísticos deberían estar presentes en la educación, es un tema reiterado en este blog y ya lo habéis visto en otras entradas como estatambién esta o esta otra.

La pregunta de porqué deberíamos incluir las artísticas va más allá del hecho de ser asignaturas a ser enseñadas, horarios de programaciones o áreas de interés social. Además de tratarse de una parte central del aprendizaje, ninguneado por el STEM (o más bien por lo políticos y políticas que hacen semejantes despropósitos), además de las aprotaciones que genera hacia otras áreas del saber , existen otras causas por las que las artísticas deberían ser incluídas en una profunda reformulación del sistema educativo.

¿Qué nos aportan las artísticas? no únicamente desde el punto de vista de neuroaprendizaje, para lo que ya existen otros lugares y personas que os pueden aportar más conocimiento sobre este tema que yo, como por ejemplo en el famoso blog que recomiendo encarecidamente de “escuela con cerebro“. El aporte de las áreas artísticas va más allá de las conexiones cerebrales y las sinapsis que se producen entre las neuronas, también genera elementos esenciales en todo aprendizaje que muchas veces nos olvidamos en la escuela. Este elemento es la emoción, este elemento es el asumir riesgos, este elemento es la exposición, este elemento es la creatividad.

Expresión propia

Cualquiera que haya realizado alguna actividad relacionada con la danza, la música, el teatro… sabe que cualquier “performance” por muy exacta a la original que queramos hacerla, siempre lleva algo de nosotros, siempre ponemos algo de nuestra parte, de nuestra alma, de nuestra filosofía y de nuestro punto de vista. El desarrollo de las habilidades expresivas que nos permite cualquiera de estas áreas artísticas que van desde la plástica, como la pintura, hasta la expresión corporal, como en el teatro mímico, permite utilizar el enorme potencial de comunicación verbal, no verbal y audiovisual que contenemos en nuestro interior de cara al público.  

La utilización de contextos en los que expresarse de forma interna a través de elementos artísticos lleva a la aparición de comportamientos proactivos, como pudiera ser una performance musical, de teatro, pintura o audiovisual.

Desarrollo propioceptivo

Bien sea por el desarrollo motor de pequeños músculos, la psicomotricidad, la coordinación oculomanual o la coordinación dinámica general, lo cierto es que las artes en prácticamente cualquiera de sus propuestas precisa de un control de nuestro cuerpo como ninguna otra experiencia. Es evidente que la coordinación que consigue un violinista entre sus manos y su cerebro no se iguala a ninguna actividad humana en complejidad de acción y tiempo. 

Es igualmente obvio que la coordinación, tempo y elegancia que se consigue con la danza no tiene igual con otras formas de coordinación humana (ni siquiera en el deporte). Y así podríamos seguir con cada una de las experiencias artísticas que hacen uso de nuestro cuerpo a pequeña o gran escala muscular.

Autoconfianza

Todos los que nos hemos subido a un escenario a realizar alguna tarea delante de un público, hemos experimentado esa sensación necesitada de coraje y, mismo tiempo, aceptación ante las diferentes reacciones que podemos observar.  

La autoconfianza no se genera desde la nada, sino asumiendo riesgos de exposición ante el público. Y se desarrolla gradualmente para lo que es necesario que el resultado sea, como mínimo, positivo en difererentes y reiteradas ocasiones.

Esta “soft skill” o habilidad transversal, permite construir nuestra mentalidad de desarrollo, exponiéndonos ante situaciones y problemas que, a priori, podrían parecer irresolubles (desafinando en un canto, una mala nota instrumental, un vacío mental en la obra teatral…). Situaciones a las que hay que enfrentarse y que, superándolas, ejercen una gran influencia sobre cómo percibimos el aprendizaje y como nuestro cerebro intenta superar obstáculos.

beata-ratuszniak-5429
amador-loureiro-779

Interdependencia

Los procesos creativos amplios y complejos como puede ser la escenografía, una orquesta, un baile de grupo o la creación de una película precisan de un número de componentes personales altos. Esos componentes no sólo han de recibir trabajo, afortunadamente no se trata de repartirse la carga en la que cada uno trabaje independientemente, aunque muchos docentes interpretan el trabajo colaborativo de forma errónea en este sentido.

El trabajo por interdependencia va mucho más allá. El objetivo, único para todo el grupo, es interpretado en cada apartado como una singularidad en el que los participantes son necesarios y cuya exigencia es máxima para el buen fin del mismo pero al mismo tiempo su desarrollo es diferente según el área que le ha tocado o ha decidido llevar a cabo.

Los cámaras, el realizador, el director, los guionistas, el diseñador de vestuario y attrezzo, los músicos, los actores, el montador, el responsable de sonido, etc. etc. etc. Todos ellos con objetivos propios pero indisolubles del producto final común. Un objetivo cumplido de forma paralela a éste es el nivel de discusión,  liderazgo de grupos, toma de acciones y diferentes roles que se asumen por las partes, tanto más cuanto más diversos sean los agentes y sus puntos de vista.

Los procesos creativos contienen un potencial que se ve incrementado exponencialmente cuando los puntos de vista y las sinergias se multiplican en diferentes direcciones. Las funciones ejecutivas a nivel neurológico así como las propuestas de elementos combinados y/o transformados en nuevas ideas son las grandes aliadas en este tipo de planteamiento.

La plena concentración

Existen producciones artísticas que sólo se ejecutan en tiempo real. La música se puede grabar pero hay que tocar el instrumento o cantar y su poder aumenta cuando ha de hacerse delante de un público. Lo mismo sucede con el vídeo, el poder del teatro es mucho mayor por la exposición ante las personas que te observan desde los butacas. 

Al igual que un saltador de altura que visualiza su objetivo, en el desarrollo creativo a través de las artes, las personas nos concentramos en lo que queremos realizar: tocar el piano, dibujar a una persona que actúa de modelo, perfilar un busto sobre hielo…  En cualquier caso, exige de una concentración absoluta, de una abstracción del entorno enfocando todas las energías en ello de forma exclusiva.

Acercamiento a soluciones creativas

Si hay algo que las artes han demostrado es ser una gran aliada en las propuestas para resolver problemas o aportar nuevos enfoques. En los procesos creativos nunca hay una única manera de resolver el conflicto cognitivo. Siempre existen acercamientos diferentes que permiten crear algo único o transformar algo ya existente. 

Esta idea, básica en la concepción STEAM del aprendizaje, está estudiada también a nivel neurológico. Las estrategias de pensamiento crítico resultan fundamentales para este tipo de acercamiento y en el desarrollo de competencias para la resolución de problemas. Por eso, algunas empresas tecnológicas y de creación de productos audiovisuales siempre quieren tener a personas ligadas a las artes en sus equipos de desarrollo. Sus propuestas de resolución siempre cuentan con un enfoque diferente y abierto muy necesario y también muy valorado.

diego-sulivan-182118

La resolución de conflictos cognitivos en la resolución de problemas permite construir un bagaje importante en el alumnado de cara a lo que será necesario en su vida profesional y personal. Pensamiento creativo y crítico, trabajo en equipo, aceptación las diferencias propias y de los demás, abierto a las críticas, apertura de miras… los beneficios de desarrollar las artes en la escuela son mucho más altos que cualquiera de las otras asignaturas, porque además de ayudar en lo que hemos comentado, y como bien se ha demostrado mediante estudios neurológicos, también apoyan el aprendizaje del resto de áreas de conocimiento.



Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: