Menos filósofos y más emprendedores… creo que al revés!

Que título más rimbombante, no? Ya de por si es llamativo, y seguramente cuando se argumenta todo el mundo acaba afirmando con la cabeza cual perrito sobre la parte trasera del coche, que es mucho más necesario para el país unos que otros.
Como casi todo últimamente, la crisis es la culpable para bien y para mal de lo que hacemos o planeamos hacer. En ese periodo este país ha encumbrado y llevado a los infiernos a personas relacionadas con el dinero, con la construcción y con la economía. Personalmente, y creo que muchos de vosotros opináis igual, considero que no ha sido precisamente la falta de conocimientos en economía lo que ha llevado a muchas familias a la quiebra. Más bien ha sido la codicia y la falta de ética lo que ha convertido a España en un lugar asociado a la corrupción, al dispendio mas exagerado y a la desmesura tanto a nivel macroeconómico como en la microeconomía familiar.
Cada cierto tiempo aparecen vocablos en nuestro día a día que se repiten y repiten hasta la saciedad. Desde hace unos pocos años, el emprendimiento y los emprendedores son palabras reiteradamente utilizadas. Pero vamos a definir que es un emprendedor y como se consigue convertir uno en este fenómeno.

Si vamos a la RAE tenemos que emprendedor es:
adjetivo/nombre masculino y femenino
1 [persona] Que tiene decisión e iniciativa para realizar acciones que son difíciles o entrañan algún riesgo:Ulises era el héroe más emprendedor del ejército griego.
2 [persona] Que establece y desarrolla una empresa o negocio:los comerciantes lombardos eran muy ingeniosos y emprendedores.
3 adjetivo
Que es propio de estas personas:el espíritu capitalista impone una actitud dinámica, progresiva, acuciosa, emprendedora.

Había leído en El País hace ya semanas “Menos filósofos y más emprendedores”… y ya entonces me habían saltado sarpullidos en la piel, al leer semejantes barbaridades. Concretamente hay párrafos como el siguiente (textual): La crisis nos ha hecho darnos cuenta de que la sociedad no tenía conciencia de lo que es una actividad económica”, esgrime Juan Carlos de Margarida, presidente del Registro de Economistas de Educación e Innovación.“ Es una de las grandes reivindicaciones en la ESO, un gran logro con los matices que cada comunidad autónoma quiera poner”, añade Silvia Martínez, de la confederación de profesores de economía CEAPE…

Realmente esta gente cree que el problema de la crisis se deriva de la falta de conocimientos de economía? acaso los banqueros de este país tenían pocos conocimientos económicos? lo tenían los representantes financieros de los diferentes gobiernos? lo tenían los analistas? Me resulta grotesco que alguien llamado docente acerque el ascua a su sardina para atraer más horas lectivas y así ganar peso en una formulación docente que poco o nada tiene que ver con los conocimientos económicos de las personas pero todavía mucho menos con el emprendimiento y menos con los emprendedores, líderes y creativos que necesitamos.

Sin embargo en el mismo artículo se dice “Todo está cargado de mucho sesgo porque se pretenden que las grandes preguntas, como quién soy o de dónde vengo se apliquen a qué es una empresa y qué objetivos tiene”, algo mucho más razonable y que objetividad algo mu peligroso en esta sociedad: valorar a las personas por su éxito económico y empresarial.

Quiere decir esto que no me resulta interesante hacer crecer en los centros ideas en las que el elemento comercial, creativo, de marketing, de diseño industrial son partes indispensables de trabajo? no claro que no. Son elementos de gran valor para desarrollar en proyectos educativos. Pero lo son en la medida que vienen acompañados de otros desarrollos mucho mas esenciales y que empezamos a ver ahora mismo en lugares en los que estos planteamientos ya se han abandonado, me refiero al STEAM en donde las artes tienen una gran y necesaria presencia.

Queda poco por demostrar que emprender poco tiene que ver con elementos económicos y mucho mas con la posición en la vida, con la valentía con la que se asumen proyectos y con formas de actuar con uno mismo y con los demás.
Siendo esto así, deberíamos retomar la asignatura de filosofía, quizás mal entendida estos años (no lo discutiremos), ya que es gracias a un bien desarrollo de la misma, de la formación crítica, del conocimiento de las armas personales en la creación de argumentos, la defensa en debates, la capacidad de liderazgo la que realmente genera una diferencia positiva en el crecimiento personal.
Lo que indiscutiblemente genera emprendedores, lo que fomenta la posibilidad de crear personas líderes arriesgados que generen proyectos desde cero es la forma en que estos se presentan con proyectos, es la manera en la que integramos la vida real en la formación de los chicos y chicas con la filosofía y con la tecnología y las artes. Curiosamente las que estamos abandonando… pero ya volveremos a ellas. No queda otra.



Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: