Los docentes deben aprender a enseñar otras cosas

Así se titula el artículo que, sobre José Antonio Marina, salió publicado en el Extra que acompoaña al periódico de “La Voz de Galicia” hace exactamente un mes.

Hace ya unas semanas publiqué mi entrada sobre Marina, su libro y algunas de sus afirmaciones. Hoy continúo leyendo artículos (suponiendo, como hay que suponer, que los diarios se hacen eco de las palabras de los entrevistados y no otras) sobre esta misma persona, a raiz de la publicación de su ya famoso “libro blanco de la función docente”.

Tranquilos, hoy no será todo negativo. Para empezar vamos a por lo bueno, que no se diga. Su máxima:

El centro de la innovación educativa está, ante todo, en el trabajo de los docentes

Es más cierta que nunca. La innovación (por favor, a ver si buscamos ya otra palaba que resulte algo menos cansina de oír) educativa pasa por el uso que hacemos de todas las posiblidades que se abren ante nosotros, los docentes, desde la aplicación de las nuevas teorías, pasando por nuevos enfoques y, desde luego, la tecnología.

También me han llamado la atención tres frases que todo docente que se precie debería hacer suyas:

En educación, lo importante sucede en las aulas, que es donde hay que llevar las iniciativas.

El centro de la innovación educativa comienza en los docentes y, después, en las direcciones de los centros.

El niño quiere aprender, no es vago.

Y es cierto, por muchas leyes educativas que hayan pasado por las aulas, el cambio sucede cuando el docente se cree esa necesidad, realiza profundos cambios en su labor y existe otro nivel de comunicación con el aulmnado que implica creer en otro tipo de objetivos, fomentar otro tipo de actitudes y proporcionar otro tipo de contenidos. Y, sinceramente y a nivel sistémico, esto no ha sucedido en las aulas.

Por otra parte, tiene muchísima razón al afirmar que las niñas y niños quieren aprender, todos queremos aprender, el proceso de aprendizaje es afectivo y positivo siempre que se crean las circunstancias para ello. Creer que los niños son vagos porque si, es simplemente reconocer nuestra incapacidad para encontrar aquello que les ilusiona, les motiva o les emociona.

Bueno, la parte bonita acaba aquí. A la pregunta del periodista sobre la introdución de elementos como inteligencias múltiples o emprendimiento por parte de algunos centros, Marina contesta:

Estos son modas educativas porque los centros quieren adoptar un tipo de innovación y escogen uno del mercado educativo.

¿De verdad esto lo dice un experto en educación? Es cierto que pueden existir centros que “venden humo” pero desde luego tildar a las inteligencias múltiples de “moda educativa” es ir demasiado lejos. Posiblemente una de las teorías más importante en educación de los últimos años no se puede rebajar a la categoría de “moda educativa”. Y sí, hay centros que están trabajando muy duro en ese contexto y no merecen ser tratardos así.

Las inteligcias múltiples “venden” el talento en el que destaca cada alumno pero es una ingenuidad pensar que todo se arregla con inteligencias múltiples.

Con esta frase no sé reaccionar adecuadamente, sinceramente me supera, pero es del todo inaceptable e inadmisible que el señor Marina plantee lo que pretende plantear en estos términos.

Tampoco estoy de acuerdo cuando pone en el mismo grupo de países líderes en sistemas educativos de éxito a Corea y Finlandia. El segundo lleva decenios trabajando en una linea muy positiva, afectiva, autónoma, muy poco represiva, lo que podría denomiarse de baja presión. No es precisamente el mismo escenario que podemos encontrar en Corea, donde la presión que se está ejerciendo es tan alta que se han colocado en la cabeza de los paises de la OCDE en suicidio infantil. ¿Queremos ese coste añadido a la presión que se ejerce sobre nuestro alumnado?

Y para terminar esta retahila de alucinantes comentarios…

Google o Apple ya saben que la educación es un negocio de futuro

o

Estas empresas quieren ser los educadores del futuro

Cosas como estas me parece fuera de lugar viniendo de una persona como ella. En el mismo grupo que estas dos tecnológicas, podríamos incluir a cualquier constructor de PDI, de sillas, de escritorios de alumnado, de proveedores para comedores escolares… ¿es visto sólo como un negocio?Evidentemente estas empresas, como cualquier otra, realizan parte de su negocio en la educación básicamente porque las administraciones, direcciones de centros y docentes realizan compras, se abastecen, mejoran. Pero verlos como enemigos, me parece de los comentarios más desacertados que recuerdo haber leído.

Es lo mismo que acusarle a él de entrar en el negocio de realización de libros de pedagogía o conferencias y así subir su acché y cobrar más. Sinsentido, ¿no?

Simplemete le recuerdo la señor Marina que “empresas” como Apple o Microsoft llevan más de 30 años, TREINTA, realizando colaboraciones con centros, docentes y equipos de investigación, como por ejemplo el ACOT (Apple Classroom of Tomorrow) o desarrollando junto a docentes metodologías de trabajo en el aula como el CBL (Challenge Based Learning).

Y ya rizando el rizo de lo absurdo. Afirma el señor Marina que…

[las TIC] tienen mucho riesgo. Primero porque son empresas comerciales por eso todo lo que hagan hay que evaluarlo de manera muy rigurosa.

Toma, como todo!!!. Hay que evaluar de manera rigurosa lo que hacemos los docentes, de manera muy riguorsa lo que dictan los centros, de manera muy rigurosa la formación en la universidad, de manera muy rigurosa el desarrollo de las políticas educativas, de manera muy rigurosa a los expertos, como él, que nos dicen lo que hay que hacer.

Y para treminar, el esperpento.

Acaba de aparecer un estudio de la OCDE que evalúa lo que ha supuesto la introducción de todos los sistemas informáticos en el aula y se ha visto que ha tenido muy poca relevancia y no ha introducido una mejora en el aprendizaje. Incluso la proporción de horas que se dedica al ordenador en clase produce efectos negativos pero el número de horas y tipo de uso que se haceen casa puede mejorar el aprendizaje. La tecnologia nos deslumbra a todos pero ahora ya podemos evaluarla y medirla después de todos estos años y la existencia de nativos digitales. Así que lo hemos estado haciendo mal pero eso no significa excluirla de las aulas sino que tenemos que aprender a utilizarla. Y es necesario mejorar la capacidad de compensión lectora de los alumos.

Madre del amor hermoso… por dónde empezar??!!

  • ¿De verdad hace caso a un estudio de la OCDE al que los verdaderos expertos en tecnología educativa tildan de nefasto?
  • ¿De verdad dicho estudio evalúa la tecnologia en el aula y sacamos este tipo de conclusiones sin evaluar cómo se ha introducido y usado y, al mismo tiempo, afirmamos que la tecnología es un riesgo? Lo que se está evaluando es su mera puesta en escena, no su implantación. Ninguna institución ha ralizado una verdadera evaluación porque saben que las propias administraciones quedarían en muy mala posición por sus políticas de café para todos o la falta de elementos pedagógicos y metodológicos.
IMG_4880

= edad, ≠ actitud: ¿nativos digitales?

  • ¿De verdad tenemos que evaluarlo ante los “nativos digitales”? ¿Seguimos pensando que el alumnado es más o menos tecnológico porque ha nacido en según que época? Qué craso error.
  • ¿De verdad creemos que la edad genera desconocimiento ante la novedad? de eso se encarga nuestro miedo. Es la actitud y la experiencia las que definen cómo nos enfrentamos a la tecnología. Y el alumndo tiene muy poca experiencia en el uso de la tecnología más allá de Whatsapp, Youtube o los videojuegos, porque los docentes nos hemos encargado de querer ser los centros en el uso de la tecnología, cuando deberíamos haberles dejado ese puesto a ellos desde el inicio.
  • Y si acabamos la frase insinuando que el uso de la tenología empeora la comprensión lectora es culpar a la energía nuclear por el hecho de que el hombre haya creado una bomba atómica.

En fin… que a este paso y siendo liderados por gente como esta, sólo avanzamos para atrás.

 

 



Una respuesta a “Los docentes deben aprender a enseñar otras cosas”

  1. […] Así se titula el artículo que, sobre José Antonio Marina, hace un mes salió publicado en el Extra que acompoaña al periódico de “La Voz de Galicia” Hace ya unas semanas publiqué mi entr…  […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: