Lo que queda en el tiempo

Tengo muchas dudas de que lo que hago en el aula tenga más trascendencia que lo que se llevan a finales de junio las niñas y niños del aula. A veces recuerdo como empecé a ser docente y no me reconozco, era bastante malo… debo decir que sería muy duro conmigo mismo si me encontrase ahora en un viaje en el tiempo.

Me gusta pensar que mejoro como el buen vino (ejem)… complaciente que es uno consigo mismo. Pero a veces recibo pinceladas de la gente a la que he tocado en tiempo muy pretérito, de personas que, ya de adultas, vuelven a contactar conmigo para establecer un contacto de igual a igual… y me recuerdan con agrado. Y eso no hay quien lo pague.

Recibir esas muestras de cariño después de tanto tiempo es algo que, como docente, me dice mucho más que el hecho de la cantidad de conocimientos que han podido mantener en sus mentes.

Y aún así, no somos lo suficientemente conscientes del alcance que generan nuestras dinámicas de aula, cómo conseguimos que el alumnado llegue más lejos de lo que nosotros solos seríamos incapaces de realizar. Y en contadas ocasiones observas como pequeñas actividades que habías propuesto para que un alumnado que casi no sabía leer, con una tasa de absentismo que rozaba el 80%, realizasen maravilla que han llegado tan lejos que sólo queda recordárselo cuando, si la fortuna lo quiere, te vuelvas a encontrar con ellos.

Partenón_griego_situado_en_Atenas_stats

Que una simple imagen interactiva creada en Thinglink por un chaval de 15 años que apenas quería estar en el aula alcance más de 5000 visita me parece un éxito, quizás no el éxito de excelencia que los medios buscan publicar o que las administraciones dicen perseguir, pero personalmente lo considero un auténtico premio el hecho de que este chico haya creado algo tan valioso. Para mi, eso es tan excelente como el que alcanza una matrícula de honor.

Es como he usado y uso latecnología, es como creo que tiene sentido y es como me gusta verlo en las caras de las niñas y niños cuando les ayudas a ir más lejos. Y si esas experiencias le han servido para salir adelante, a creer en si mismo, a valerse en un mundo tan incierto y complicado… es cuando puedo sentirme satisfecho de mi trabajo. Es lo que te deja el tiempo… un buen regusto a vino.

 



Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: