El poder del “sí que puedo”

El poder del “sí que puedo”

Después de unas cuantas semanas de asueto y con pilas cargadas (o todavía llenándose) volvemos a la carga con imaXinante. Hoy os traigo una charla TED de las que dejan huella, por lo menos personalmente a mi me lo parece. Podría resumirse la charla simplenente recordando lo que los docentes hacemos en las aulas y la vital importancia que jugamos los adultos en las familias y en los centros educativos para con los pequeños y sus expectativas de éxito en la vida, como los vemos y como les ayudamos que se vean a si mismos.

Lo sé, sé que hay niñas y niños que nunca llegarán a algo grande (entendiendo por grande el éxito económico o popularidad), no harán algo “enorme”, no “dejarán huella” en la historia. Pedirles… ¡exigirles! lo contario sería ridículo. Quizás la pregunta no es la adecuada, quizás lo que debemos perseguir entre todos, y desde luego desde las aulas, es enseñarles a ser felices con lo que les gusta hacer, a luchar por ello y aprender a levantarse de los golpes de la vida.

Creo fervientemente que todos nosotros tenemos un elementos en el que nos sentimos plenamente poderosos, desarrollados y competentes. Encontrarlo es tarea de una vida… Y si la vida ya es complicada de por si: compleja, dura, agridulce… decirles que NO PUEDEN no ayuda a nada, más bien lo complica.

La mayor discapacidad no es relacionada con la movildiad, ni con la vista o el oído, es aquella que nos hace ser ciegos y sordos a los demás y encasillamos a las personas por lo que “aparentemente” pueden y no pueden hacer. Esta charla TED nos recuerda que nuestro alumando puede y debe luchar por intentarlo, por llegar a la meta que les hace felices, desde la realidad, pero no la realidad que les impongamos desde nuestra óptica reservista e hiperprotectora, sino desde aquella que les ayuda a creer en si mismos y luchar por su futuro y nosotros considerándolos como iguales… porque lo son.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.