el pez, el elefante, el mono y el árbol

6a00e54f8c25c98834017c317442ea970b-500wi¿A que parece el comienzo de un chiste? podría serlo pero así es nuestro sistema educativo que se ha ejemplificado con esta imagen desde hace ya muchos años y que, por lo visto, todo el mundo dice que hay que cambiar (bueno, no todo el mundo, actualmente nuestra LOMCE viaja en dirección contraria para encontrare con otras similares como la NLCB americana) pero nadie hace nada para cambiarlo.

Esta imagen no sólo deja a las claras qué persiguen los actuales sistemas educativos: uniformar, estandarizar, cribar mediante métodos que dejan fuera a cada más gente, más talento y más oportunidades de aprendizaje. Sólo importa el que escala el árbol, sólo evaluamos lo que nos interesa establecer como norma.

¿Debe ser la evaluación EL CENTRO del sistema como es actualmente?

Todo aquello que no es evaluable no interesa, todo aquello que se persigue es evaluable, cuantificable, certificable. Y en eso es en lo que se ha convertido la educación, en un sistema de certificaciones.

Todo lo que no resulta mensurable, no interesa, todo aquello que no se puede parametrizar no aparecerá en el sistema. ¿Acaso, los liderazgos, la creatividad, la capacidad de resolver conflictos, problemas, el pensamiento crítico… no son extremadamente importantes? Deben ser evaluados? NO. Y ahí está el problema.

Fijaos en la imagen inferior: Lo que determina como esencial el Foro Económico Mundial nada más ni nada menos. No estamos hablando de la institución más cercana a la “libre enseñanza” ni de la que se pueda esperar un acercamiento más romántico para con la educación. Y aún así, ¿qué tipo de habilidades se espera actualmente y cuales para dentro de pocos años?

Ahora volved a mirar la imagen y decidme qué es lo que hay en los tres primeros puestos y cómo resolvemos esa necesidad trabajando en libros de texto y actividades en las que el alumnado sólo genera las respuestas a preguntas estandarizadas, cómo lo resolveremos en sistemas educativos que entienden el ejercicio físico, la música o las artes plásticas como cuestiones que despistan o la parametrizamos en ridículas asignaturas a las que se accede en Secundaria. Lo dijo ya hace 10 años Sir Ken Robinson y el sistema no está respondiendo ni a las necesidades reales de trabajo…

La siguiente pregunta es : ¿Estamos trabajando para que esas habilidades ocupen el espacio necesario dentro de nuestro curriculum y de nuestro día a día en la escuela? definitivamente NO.

tedfujimoto_2016-jun-06

Para terminar, un vídeo de un juicio simbólico que se le hace al sistema educativo imperante desde hace más de 100 años y que, como podéis ver, está siendo criticado en casi todas partes del mundo.

Gracias a mi amigo Pablo Gulín por mostrármelo en Facebook

Deja un comentario