El fenómeno finés: el sistema educativo

No es fenómeno en el sentido de “fenomenal”, sino fenómeno porque ocurre de forma diferente al resto de sistemas educativos que trabajan en el mismo continente.

Tiene sus peculiaridades, como todos, pero resulta cuando menos curioso que las diferencias sustanciales que tiene con respecto al nuestro sirva de motor para mejorar de forma tan drástica. Más tiempo ubre, menos deberes, más arte y plástica, más espacio para la creatividad, menos separación por “itinerarios”, menos educación privada, más inversión, más formación inicial y permanente del profesorado, menos burocracia, más autonomía educativa… seguimos?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.