El desfase curricular

Atlas, it's time for your bath

Leyendo en twitter lo que pasa al otro lado del charco Filling In The Gap On Climate Education In Classrooms, se cuestiona el porqué muchos estudiantes no aprenden acerca del cambio climático en sus clases.

Evidentemente es un área de la ciencia más que importante, que integra muchos elementos diferentes y que, además, está en contacto directo con las vidas de todos nosotros.

Many students don’t learn about climate change in any of their classes…] It’s a part of science and a part of education that is lacking in the curriculum right now. No one has changed the curriculum in far too many years.

Pero curiosamente no está en el currículum.

Pero esta “curiosidad” no es tal, sino un auténtico fracaso de un sistema pensado sobre bases incorrectas, un mal endémico en todos los sistemas educativos que tratan el conocimiento memorístico como base, y su base es el pasado.

Tuve este mismo pensamiento cuando se produjo la Guerra de los Balcanes, aquella triste historia reciente en la Europa continental. Curiosamente, también en las escuelas en los siguientes años se produjo un desfase ya que, hasta que a la editorial de turno se le ocurriese lo contrario o en el colegio tocase cambiar de libro de texto -lo que sucede cada cuatro años y antes es casi incuestionable como las elecciones, vaya-, enseñaban la anterior división de los países balcánicos, mientras la realidad cotidiana, que aparecía incluso en la TV, demostraba lo contrario.

Y lo mismo pienso de muchas otras cuestiones que algunos seres abstractos han decidido que no deben estar en el currículum actual. ¿Por qué no está presente en la actualidad nada relativo a la prehistoria, a los dinosaurios, a la conexión entre dinosaurios y aves? ¿cómo es posible que sigan apareciendo en libros de texto los elementos para enviar una carta vía correo ordinario y no un email, un twitter o un mensaje corto vía móvil? ¿Cómo puede seguir apareciendo en el currículum unos contenidos tan basados en la transmisión de la información textual con tan escaso peso a otros medios de comunicación y emisión?

¿No evidencian todos estos ejemplos un desfase entre la realidad circundante, las necesidades de formación realista hacia el futuro y lo que el sistema, las editoriales y la grandísima mayoría de los docentes (que siguen a pies juntitas su dictado) siguen haciendo?

¿No es más que evidente el estancamiento de un currículum basado en conocimientos memorísticos cuando hablamos de la necesidad de formar en competencias? ¿Cómo se puede apostar por un trabajo desarrollado a partir de la premisa de las compentencias cuando la espada de Damocles de la selectividad -y las futuras reválidas- están basadas en el conocimiento memorístico de contenidos?

¿No hay mayor contrasentido dentro de la educación?



Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: