Desarrollar el pensamiento crítico

Desarrollar el pensamiento crítico

Considera el docente de aula que el pensamiento crítico debe ser analizado, potenciado y ejercido en clase pro el alumnado? ¿Y cómo piensa hacerlo?

¿Acaso pensamos que leyendo en clase en voz alta ejercemos esa potencialidad en nuestro alunando?

¿Creemos tan erróneamente que el propio hecho de memorizar contenido que (desgraciadamente es enseñado en nuestras aulas) se pide en pruebas internas y externas es ya un mecanismo en sí mismo para llevarlo a cabo?

¿Es posible que creamos que teniéndolos todo el día vallados, sentados y mirando hacia el encerado desarrolla esa cualidad de forma transparente?

by Manel Rives

Habría que analizar, antes de nada, si el profesorado quiere que se desarrolle, tengo mis serias dudas. Ya no sólo debido a la falta de criterio en este punto o posiblemente por tener un criterio totalmente opuesto por parte de la mayoría, una mayoría de docentes que afirma que su alumnado no piensa pero a los que no presenta contextos de aprendizaje para exponerlos a situaciones en modo colectivo e individualmente que permita ponerlos en práctica, situaciones en las que debe existir procesos más lentos, más profundos y más reflexivos cuyo trabajo es mucho menos visible, menos evaluable, menos parametrizable y menos controlable que el clásico al que estamos acostumbrados. Y mucho menos que esos procesos no quepan en las cerradas e irreales programaciones que se nos piden desde arriba (que por mucho que nos digan, siguen esperando en modo contenidos y no de forma competencial).

Y posteriormente habría que ver si está dispuesto a perder ese control absoluto que exige un trabajo de este tipo.

Y, por supuesto, habría que decirle cuatro cosas a la inspección que todavía estoy esperando que demuestre un conocimiento sobre metodología más allá del uso del libro de texto -salvo contadísimas y honrosas excepciones- para que nos muestre ese espacio de ejercicio de riesgo al que tenemos que e poner nuestro trabajo hacia un futuro completamente incierto a nuestro alumnado y que, paradójicamente, se niegan a aceptar en las administraciones.

Photo by Daniel Jensen on Unsplash
Photo by Daniel Jensen on Unsplash

Unas administraciones que generan currículos, exigencias y leyes absolutamente fuera de las necesidades de futuro, pero que se niegan a modificar para no dar la sensación política de perdedores, debe de ser más importante eso.

Pero aún así, aunque sea en un porcentaje de un 5%, podemos trabajar para desarrollar el pensamiento crítico en nuestro alumnado. Facilitarles contextos y experiencias de aprendizaje en los que desarrollar estos procesos mucho más ricos para sus vidas. Desarrollar el pensamiento crítico exige tener en cuenta elementos como:

  • Intentar motivar a todos y a cada uno teniendo en cuenta cómo son y cómo reaccionan como personas. Conocer a nuestro alumnado debería ser el primero y casi único propósito al que nos encontramos. Conocerlos significa tenerlos en cuenta con sus características. Adaptarnos nosotros a ellos y no ellos a nosotros. Eso implica mostrarles otro modo de hacer las cosa en el aula.
  • Tener diferentes reglas de juego en el aula. Si nuestro juego es repetir, repetir, repetir matemáticas, hablar hablar hablar de historia,p y examinar de memoria. Estas reglas son muy simples, demoledoras e incluso antinaturales. Si lo que hacemos es créales experiencias en las que esperamos de ellos una participación activa, un desarrollo de productos, una discusión y toma de decisiones, errores, muchos errores de los que deben aprender en contextos positivos y constructivos… sólo queda una vía.
  • Reglas diferentes… relaciones diferentes. Si esperas que las cosas sean diferentes empiezan por generar situaciones en las que tienen que tratarse de forma diferente, en la que tienen que tratarte diferente y en las que tienes que tratarlos diferente y en las que esperas que ese salto emocional (y no solo cognitivo) genere oportunidades de aprendizaje. Lo cual implica trabajar en equipos, y quizás si trabajan en equipo, ¿no deberíamos empezar a valorar (que no evaluar) otras cosas tan o más importantes que lo que les estamos evaluando a nivel individual?
  • Y si las reglas y la relaciones son diferentes… no deberían serlo también lo que les preguntamos? Lo que esperamos de ellos? Creación de productos finales, uso de la tecnología, ensayo-error, colaboración, discusión, expertos externos, familias dentro del aula…
  • Y si les preguntamos cosas diferentes… acaso no tendríamos que ayudarles a desarrollar diferentes habilidades? Las habilidades del siglo 21 no hablan únicamente crear “expertise” en nuestro alumnado, también también tiene en cuenta (y mucho) las personalidades de nuestro alumnado, el carácter a desarrollar y las competencias (en un amplio sentido, no como nuestra ley educativa).
Photo by Nathan Dumlao on Unsplash

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.