Actitudes en la mentalidad de desarrollo

Hemos hablado en otras ocasiones de la mentalidad de desarrollo, un concepto de psicología con el que se intenta que las personas sean conscientes de su capacidad mental y de las enormes posibildades de aprendizaje y mejora, más allá del hecho de creer que su aprendizaje es fijo y con un límite cercano.

Bien al contrario, un buen desarollo de la mentalidad de desarrollo nos proporciona las armas necesarias para mejorar y alcanzar objetivos muy ambiciosos superando constantemente y de forma afectiva y positiva los problemas, muros y contratiempos que aparecerán a lo largo del recorrido. Es lo que se conoce como psicología del éxito -y no, no se refire al éxito económico-.

7 actitudes en la mentalidad desarrollo

7 actitudes negativas y positivas relacionadas con la mentalidad de desarrollo

Podemos enfrentar diferentes circunsrancias o situaiones en las que hemos intervenido y en la que hemos oido algunas de estas frases que denotan lo que uno piensa de si mismo ante los problemas del aprendizaje.

No soy bueno resolviendo esto

Ante situaciones o áreas de conocimiento en los que nos situamos como insuficientes o incapaces de resolver, sucede en innumerables ocasiones debido a lo que “los mayores” nos hacen creer. Para qué valemos y para qué no valemos. En contra de este pensamiento, debemos introducir en los pequeños el pensamiento crítico y la observación continua sobre los elementos que componen el problema para desgranar y averigur qué es lo que falta o qué está mal formulado para poder abordarlo de nuevo.

Un buen ejemplo de ello es la aproximación ABN para matemáticas.

Esto me sobrepasa, es muy difícil

Es muy fácil ver los problemas desde fuera o desde la óptica del aduto. Pero siendo el niño quien debe resolverlo o siendo obervado por un mayor, la presión que se recibe aumenta. Y es muy sencillo sentir que el problema nos sobrepasa. Y la forma externa de ver que un problema sorepasa es que se iguala a la dificultad.

En dichas situaciones, la dificultad es un handicap de muy dificil solución. Ante esas circunstancias debemos dar al alumando las estrategias adecuadas, mostrar caminos más asequibles, desmenuzados, simplificados para asentar aprendizajes y, sobretodo, permitir que la situación sea manejable por ellos mismos con entusiasmo y tiempo.

Me resulta imposible hacerlo mejor

Cuando se llega al punto final del problema: resuelto, desarrollado, presentado… ¿por qué han de querer hacerlo de nuevo? ¿por qué han de ver posibilidades de mejora? Tiene mucho que ver con la capacidad de autocrítica y con la perseverancia a la hora de afrontar problemas.

Tiene que ver con el planteamieto de trabajar sobre el error y tratar con él de forma afectiva, de modo que los intentos son metas volantes de un tramo más significativo. En ese sentido, contar con mentores, apoyos o incluso una proximación desde el coaching puede resultar valioso.

Siempre me equivoco

Trabajando sobre el mismo término, resulta muy sintomático que los pequeños tengan la sensación de que todo lo que hacen está mal… los pasos positivos son necesarios para un aprendizaje pero lo es todavía más el feedback que podemos crearles. ¿De qué forma utilizamos el bolígrafo rojo para resaltar los fallos? ¿Cuántas veces les ordenamdos repetir de forma sistemática e reiterada?

Es evidente que en el intento está el aprendizaje pero tiene que venir acompañado de formas de mostrar caminos acertados, de maneras de enfocar la creación de procesos de manera autónoma, grupal y entre iguales. Pero también con la percepción de que quivocarse es parte del aprendizaje y no una sensación negativa.

Positivizar el error.

¡Es tan listo!, yo nunca seré como él

Es inevitable que nos fijemos en otras personas, pero en la mayorías de las ocasiones lo focalizamos resaltando sus bondades enfrentándolas a nuestras debilidades. En los procesos de aprendizaje tener un referente puede ser bueno pero hay que tener cuidado de que los docentes no tiremos siempre del mismo ejemplo ni de las mismas acciones pues corremos el riesgo de presentar a esta persona como el objetivo que deben alcanzar todos los demás.

El utilizar un modelo es en si mismo un posibilidad de mostrar caminos positivos. Por ello, es interesante utilizar aprendizajes grupales mediante expertos o por pares iguales, persiguiendo que se produzca una transferencia en la que la valoración de ambos sea autónoma y afectiva y no curricular y jerárquica.

Ya está suficientemente bien hecho

En una ocasión me contaron que todas las personas teníamos tendencia o a ser neuroticos o a ser obsesivos y puesto a ser algo… mejor obsesivos. Un perfeccionista es un obsesivo en grado mínimo, una pesona que pesigue que la finalización del trabajo cumpla no únicamente con la calidad establecida por los demás, sino también por su propio criterio de calidad.

Debemos proponer al alumnado que los desarrollos no están terminados cuando se entregan, deben ir más allá. Proponerles situciones de aprendizaje en los que la revisión del producto final sea parte del proceso creativo.

En ese sentido trabajar desde la metodología del Design Thinking ayudaría a plantear propuestas en las que la revisión y la mejora de los productos finales son elementos esenciales de aprendizaje.

No sé qué hacer! el plan no ha funcionado

Os suena la frase: “Abrid el libro por la página 45, ejercicos 3,4,5 y 6”?

Eso es exactametne a lo que abocamos al alumnado, a creer que se aprende siguiendo una única ruta establecida, a seguir un patrón que aparece en un libro de texto. Y ese mismo planteamiento se está llevando también fuera de los libros: seguir una íunica ruta y utilizar el plan que nos han pasado.

La vida y el aprendizaje fuera de las aulas no se acota a este tipo de parámetros, no son lineales ni singulares. La recolocación personal y grupal, las antidad de valirables que existen, las distintas alternativas y el pensamiento diferencial son cuestiones extremadamente importantes para todos nosotros.

Debemos generar experiencias de aprendizaje en las que los pequeños propongan diferentes soluciones potencialmente viales, que las exploren, que se equivoquen y que vuelvan a generar otras.

Estas y más son situaciones en las que la mentalidad de desarrollo puede crear contextos interesantes y mejorar las perspectivas y potencialidad de nuestros alumnado.



Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: